Fórmula 1

El rompecabezas de Interlagos no afectará al campeonato

Max Verstappen GP México F1
Max Verstappen saluda al público tras terminar el Gran Premio de México de Fórmula 1. | Foto: EFE

En la penúltima parada de este Mundial de Fórmula Uno 2018 no encontramos con el Gran Premio de Brasil, como de costumbre. Un circuito histórico y siempre muy impredecible para todos los monoplazas. La pena es que no podrá ser definitivo en la consecución del título, ya que Lewis Hamilton se proclamó pentacampeón del mundo el pasado fin de semana en México. Eso no significa que los pilotos no quieran llevarse el triunfo. Todavía hay cosas en juego entre Mercedes y Ferrari y por si fuera poco ahora se cuela Red Bull, o más concretamente Verstappen en la ecuación.

FIESTA BRITÁNICA EN CIUDAD DE MÉXICO

Después de todo un año de sufrimiento la gloria llegó para Hamilton en la antepenúltima prueba la campaña. Los intentos de Ferrari por atrasar el alirón del británico llegaron hasta el Autódromo Hermanos Rodríguez, pero ya era demasiado difícil. Los Mercedes terminaron cuarto y quinto, es decir, quedaron fuera del podio. Algo que no se veía desde el Gran Premio de Austria de este año, allá por el mes de junio. Le bastó al inglés para sumar su quinto Mundial y para poder estar tranquilo en estas dos últimas carreras que vienen.

Y eso que no fue una carrera nada fácil para él, como de costumbre. El trazado americano siempre exige mucho a los pilotos y no es tan fácil competir a pesar de que se lleve un coche superior al resto. En la salida de deshizo de Ricciardo y empezó muy bien compitiendo con Verstappen de tu a tu. Con el paso de las vueltas el holandés se desmarcó y los dos Ferrari pasaron adelante. Lo importante para Lewis era acabar y no cometer errores, y así lo hizo. La felicidad inundó su cara a pesar de bajarse de los tres primeros puestos 9 carreras después.

El ganador fue Max Verstappen, que repitió victoria y que se ha ido ganando poco a poco a México, mientras que Vettel fue segundo y Raikkonen tercero. El campeonato de constructores se aprieta e Interlagos es otra pista en la que es muy importante tener en cuenta tanto la altura como la aerodinámica del monoplaza. Se busca ganador.

GRAN PREMIO DE VIEJA ESCUELA

El Gran Premio de Brasil es siempre muy especial por su recorrido. La subida en curva pisando a fondo es su gran atractivo, pero tiene otras muchas características que van a obligar a pilotos e ingenieros a sufrir y mucho. Es el segundo circuito, tras el de México, que se encuentra a más altitud. No tienen ni punto de comparación el uno con el otro, pero sigue siendo una exigencia importante para los conductores.

En cuanto a la pista está muy bacheada. Una trampa mortal para las escuderías. Tener una buena y alta carga aerodinámica será importante, junto al desgaste de neumáticos. Los motores se verán bastante exigidos y eso es un peligro teniendo en cuenta a las alturas de temporada a las que estamos. Y sobre todo el tiempo. Siempre inestable, con viento, y con probabilidad de lluvia.

Algo que tendrá que salvar Mercedes si quiere llevarse el título por equipos. Ferrari recortó en la última carrera y está a 55 puntos de los plateados. Quedan dos carreras, lo que significa que cualquier cosa puede pasar aún. La temporada pasada el ganador fue Sebastian Vettel, que le devolvió una victoria en tierras brasileñas a los de rojo 9 años después. Durante todo ese tiempo se alternaron Red Bull y Mercedes las victorias. El alemán ha ganado en toras dos ocasiones, mientras que Hamilton y Raikkonen se han quedado en una ambos. Los tres son los únicos que pueden repetir victoria en Interlagos.

¿Será alguno de los tres el que gane en la carrera del domingo? Realiza tu apuesta por el ganador: Hamilton (cuota 3.00), Vettel (cuota 2.50), Raikkonen (cuota 7.50). ¿Se lo llevará otro piloto? Podríamos ganar mucho dinero: Bottas (cuota 7.00), Verstappen (cuota 7.50) o Ricciardo (cuota 13.00).

 

Arriba