NBA

Españoles. Thanksgiving, por Jose Ajero

Tras el primer mes de competición, llega un día de parón de fiesta. La cena más famosa del mundo, la de ‘Acción de Gracias’, nos permite examinar a los 10 jugadores españoles en sus primeros minutos en la nueva temporada. En general, todos pasan el corte y el que no lo hace bien del todo, vive en equipos que sacan su trabajo con nota.

5nbaspain

Pau Gasol. Spurs.

Poco a poco, el espíritu Spurs se perpetúa en nuestra estrella. Sin prisa el equipo cambia de filosofía y gana. La desaparición de Duncan han implicado variaciones más profundas que hay que aceptar. Popovich vive cabreado en noviembre, pero consciente del crecimiento lento y seguro de la química entre Pau y Aldridge, y la definitiva llegada de Kawhi Leonard.

Marc Gasol. Grizzlies.

La salud es lo primero. Y los Grizzlies saben que esta temporada va a ser mejor si existe. Mike Conley cobra más que nadie en la NBA y ha dado un paso adelante en la anotación. Pero de verdad, la mejora de un nuevo equipo empieza por su All-Star, Marc. Señas de identidad en las que se apoyan, defensa y pelea durante 48 minutos.

Serge Ibaka. Magic.

Al que menos le sonríe la tabla de victorias. Orlando se adapta a nuevos valores como la defensa extrema y muchas alternativas. Falta de química y de partidos ganados que ayuden a acelerar un proyecto, que el único progreso mostrado es el de la defensa extrema. Poco fan de Frank Vogel, Serge debe ser más constante en ataque y seguir con rebote y tapones.

Jose Calderón. Lakers.

Mejora el estado del equipo con respecto a años pasados. Luke Walton gana partidos y buen rollo con el equipo de todo el mundo. Lo malo es que en sus planes no cuenta mucho Calderón. Tal cual. Aunque bien es cierto que cada día juega un poco más, pero el ascenso es lento y en minutos poco significativos.

Ricky Rubio. Wolves.

Después de la lesión del codo, Rubio ha entrado fuerte, pero sin acierto. Su aporte en rebotes y asistencias, cubre las necesidades de un equipo, que sigue pecando de inestabilidad juvenil. Al menos, mientras busca soluciones ofensivas, se ha hecho necesario, porque Khris Dunn, el novato, aún no está a la altura de conducir un equipo.

52spainnba

Niko Mirotic. Bulls.

Una de las revelaciones de la temporada, Chicago, vive días de amor y rosas desde la salida de Rose y Noah. Un cambio de aire en el vestuario que se multiplica por la llegada de Dwyane Wade. La estrella da mejor rollo y todos son un grupo diferente. Hasta Niko desde el banco juega sus minutos decisivos y aporta números de peso y constancia. Puede estar entre los 15-20 y aún sigue creciendo.

Sergio Rodríguez. Sixers.

Él lo intenta, y tras cuatro victorias en casa, parece que algo consigue. La gente llena la cancha y todos los días hay cierta cantidad de imágenes que protagoniza. Él pasa la pelota de maravilla, pero los receptores no siempre toman las decisiones correctas. Tampoco le ha ayudado empezar a jugar más de 30 minutos por noche. La lesiones terminan y poco a poco podrá descansar y variar su tiro de tres puntos, que ahora no alcanza el 30%.

Willy Hernángomez. Knicks.

Un día entrena en la Liga de Desarrollo y otro está para 30 minutos frente a Dwight Howard. Willy lo está haciendo bien y lo va a hacer mejor en el equipo de la Gran Manzana. Pertenece a la movida de la segunda unidad que va al cuello y al suelo en cada bola perdida. En el Garden, donde aún no han perdido ni un partido, les adoran.

Juancho Hernángomez. Nuggets.

Fijo en la rotación. Son pocos los minutos, pero ya son fijos. Malone le tiene entre algodones, le quiere y mima como a un joven jugador que es, al que talla. Sale, y con su energía genera y crea por si solo. Como puede hacer de todo, siempre suma. Pero claro, es raro que pase de los 10 minutos en cancha. Todo va en marcha.

Alex Abrines. Thunder.

Oklahoma es una montaña rusa de emociones y resultados, que dirige Russell Westbrook, la gran montaña rusa de emociones de la Liga. Juegan a impulsos y en cierto modo, es hasta normal tras el palo de la salida de Durant. En esa locura, Alex entra en rotación como experto tirador, un rol poco adecuado para un gran jugador.

¿Cuál es tu gran favorito para ganar la NBA? Los Warriors se pagan a 1.85, los Cavaliers 4.25 y los San Antonio Spurs a cuota 9.0. ¡Showtime! Regístrate con el código WANACRACK y apuesta en el basket que viene. No olvides aprovechar el Bono de Bienvenida que te da Wanabet… ¡el 120% de tu depósito hasta los 150 euros!

1200x217_generico_nba

Arriba