Fútbol

El Chelsea de Hazard se corona en la Europa League

El Chelsea FC celebrando el título de la Europa League | Foto: EFE

Un Eden Hazard caído del cielo, pone en lo más alto de la Europa League al Chelsea de Maurizio Sarri. Una primera parte sin pena ni gloria, que no se pareció en nada a la segunda en la que los rojiblancos de Unai Emery no pudieron hacer frente al rodillo de los blues en el derbi de la capital londinense. El resultado final Chelsea 4-1 Arsenal, un tanto abultado, pero sin duda merecido para los ‘blues’.

Gracias Hazard

Los de Sarri fueron los primeros en liderar el ataque. El Chelsea trató de llegar al área Petr Cech con velocidad, pero el Arsenal igualó con prontitud las fuerzas y comenzó a disputarse un partido muy disputado. Ambos querían mimar la posesión del balón y no regalarlo al rival. Sin embargo, el equipo entrenado por Unai Emery fue el que miró con mayor celeridad hacia la portería rival. De hecho, Aubameyang disfrutó de la primera oportunidad, con un centro que tuvo que despejar Kepa Arrizabalaga con complicaciones. Los envites se sucedían con escasez, sin ningún tipo de riesgo tomado por ni uno de los dos equipos.

La presión intensa que realizaba el Arsenal sobre la construcción de juego que intentaba practicar el Chelsea provocaba una actuación muy dubitativa de los pupilos de Sarri. La más clara —y prácticamente la única peligrosa— ocasión salió de las botas de Granit Xhaka. El suizo chutó desde muchísimos metros con una fuerza impresionante que sorprendió a Kepa, pero su disparo golpeó directamente en el travesaño. Unos minutos después, comenzó el Chelsea a carburar en ataque de la mano de Emerson Palmieri. Una buena internada del carrilero puso en aprietos a Cech, que hizo una buena intervención al despejar un potente disparo del brasileño. Y, poco después, Oliver Giroud volvió a complicar la situación al meta checo, que se lució con una mano increíble para alejar el esférico de la portería.

Europa es del Chelsea de Hazard

Con la segunda parte, el Chelsea decidió que tocaba arriesgar y buscar la victoria. Empezó motivado el equipo azul y muy lanzado hacia el campo del Arsenal. Y Giroud llevó el éxtasis a medio estadio y media Londres. Controló Emerson el balón en su carril y, antes de llegar siquiera a la esquina del área, centró el balón con mucha intención tras la defensa adelantada del Arsenal. Y ahí estaba Giroud, que envió el cuero al fondo de las mallas después de vencer muy la posición y de rematar con una calidad exquisita.

Se repitió el éxtasis y, esta vez, lo hizo con acento español. Aunque lo hizo gracias otra aparición de Eden Hazard. El belga, situado en el lateral del área, esperó, esperó y esperó hasta que llegó Pedro Rodríguez desde el borde del área. El pase sutil del extremo lo enganchó de primeras el español, que la cruzó con maestría y puso el 2-0 en el marcador. Y poco después, Hazard, que necesitaba marcar para acabar cubierto de gloria una noche casi histórica, convirtió el tercer tanto desde el punto de penalti.

Sin embargo, los de Emery no querían dejar de luchar. El recién ingresado en el campo, Alex Iwobi, enganchó un tremendo zurdazo que envió el balón al palo diestro defendido por Kepa, recortando así distancias. Pero, una vez más, la esperanza del Arsenal se apagó por culpa del partidazo enorme de Hazard. Un tuya-mía entre el belga y Giroud terminó con un maravilloso centro del galo que finalizó Eden con su pierna derecha para poner el 4-1. Fue el paso definitivo para un partido en el que el Arsenal continuó remando, pero no pudo hacer nada para evitar que el Chelsea de Hazard alzase al cielo de Bakú su Europa League.

Comentarios
Arriba

Uso de cookies

¡Eh, un momento!. Esto te interesa: en el blog de Wanabet utilizamos cookies para mejorar tu experiencia como usuario. Si sigues navegando, nos das tu consentimiento para aceptar las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Entra en este enlace si quieres más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies