Fútbol

El Liverpool consigue la sexta Champions League de su historia

Liverpool Champions League
La celebración por el título de la Champions llegó hasta las calles de Liverpool | Foto: EFE

El Liverpool levantó su sexta copa de Europa tras ganar 0-2 al Tottenham en el Estadio del Wanda Metropolitano. Parece que Jürgen Klopp se ha deshecho finalmente de esa maldición que le hizo perder tres finales europeas, ya que el equipo de ‘Los Reds’ son oficialmente los flamantes campeones de esta 27ª edición de la Champions League.

A pesar de que este encuentro enfrentó a dos de los mejores conjuntos del panorama europeo, en esta final se vieron pocas ocasiones y escaso fútbol en general. Aunque a los 25 segundos de juego, el Liverpool ya se adelantó en el marcador cuando Mousa Sissoko tocó el esférico con el brazo dentro del área.

Fue una decisión arbitral no exenta de polémica. De una forma u otra, Mohamed Salah fue el encargado de convertir la pena máxima ante el meta Hugo Lloris, convirtiéndose en el penalti pitado más rápido en toda la historia de la Liga de Campeones.

El Liverpool apostó por un juego defensivo y directo

Tras el primer gol red, parece que ambos equipos firmaron un “pacto de no agresión”, algo que provocó que las ocasiones brillaran por su ausencia. De hecho, los de Mauricio Pochettino intentaron llevar a cabo su juego asociativo, pero apenas le dio frutos ya que ni ni Christian Eriksen ni Delle Alli consiguieron conectar con Harry Kane.

Por su parte, el Liverpool quería mantener esa mínima ventaja en el marcador, por lo que propusieron una constante presión a la salida de balón de los ‘Spurs’, mientras que al mismo tiempo intentaban conectar conectar de una manera más directa con sus delanteros Sadio Mané y Roberto Firmino.

Y así llegó el minuto 45. Con ambos conjuntos más temerosos de recibir un serio correctivo. De ahí que no fuese una final muy vistosa en lo que a juego se refiere.

El Tottenham se vino arriba en la segunda parte y puso en apuros a Alisson Becker

Nada cambió tras la salida de los vestuarios. El Tottenham era consciente de que necesitaba poner en apuros a la defensa ‘red’, algo que se antojó harto complicado ya que enfrente tenía una de las mejores defensas del campeonato, formada por el portero brasileño Alisson Becker y el central holandés Virgil van Dijk

Ante esta situación, el conjunto londinense se vio obligado a ser más ofensivo con el único objetivo de empatar en el marcador. Para ello, el técnico argentino apostó por Lucas Moura y Fernando Llorente, uno de los héroes de la pasada eliminatoria ante el Ajax de Ámsterdam.

De hecho, la entrada del delantero brasileño le dio otra cara al Tottenham, aunque no fue suficiente. Por su parte, Klopp dio entrada a Divock Origi para así sentenciar el partido. Y vaya si lo consiguió. El belga se sacó un potente tiro desde fuera del área para poner el 2-0 en el marcador en el minuto 87 que fue definitivo.

De esta manera, el Liverpool se hacia con la sexta orejona de la historia, mientras que su hinchada coreaba el mítico ‘You will never walk Alone’. Dicen que la Champions tiene algo mágico y momentos como este lo corroboran. Felicidades Liverpool. Felicidades Klopp. ¡Os lo merecéis!

 

Si quieres consultar más información sobre apuestas deportivas de fútbol, visita el Wanablog

Supercuota Islas Feroe vs España

Comentarios
Arriba

Uso de cookies

¡Eh, un momento!. Esto te interesa: en el blog de Wanabet utilizamos cookies para mejorar tu experiencia como usuario. Si sigues navegando, nos das tu consentimiento para aceptar las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Entra en este enlace si quieres más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies