Wanablog Gran Reserva

Los cracks que el Inter de Milán dejó escapar

Andrea Pirlo Inter de Milán
Andrea Pirlo, en su etapa como jugador del Inter de Milán.

La manía de no valorar algo hasta que se pierde. El Inter de Milán siempre se arrepentirá de ciertas decisiones. ¿Mala fortuna, ojeadores ciegos, nefastos presidentes? Una gestión deportiva muy mejorable. La cantidad de jugadores de clase mundial que han vestido la nerazzurri es obvia. Muchos son los nombres, sin embargo, que no tuvieron oportunidad de dejar huella en el club milanés. Libre Directo reúne a 8 genios que el Inter de Milán dejó escapar:

DENNIS BERGKAMP (2 temporadas)

Puro talento, pura elegancia. Salió del Ajax de Ámsterdam para triunfar en Europa y el Inter lo fichó en 1993. Veintiún goles y protagonismo del montón. Su fobia a viajar en avión no lo frenó para que terminara en la Premier League, haciendo historia en el Arsenal de ‘los Invencibles’.

SEEDORF (3 temporadas)

Dejó el Real Madrid en 1999 para acabar en el AC Milán. Decisión arriesgada, pero necesaria para la economía del club blanco. Necesitaban vender, y por 24 millones lo empaquetaron con dirección Giuseppe Meazza. Un estadio que acabó siendo un lugar de paso para luego triunfar en el eterno rival: el AC Milán.

SIMEONE (2 temporadas)

En su primer año (1997/98): 41 partidos, 7 goles, una Copa de la UEFA y subcampeón de la Serie A. Parecía el comienzo de una larga era en la que sería pieza clave. Un espejismo. El presidente, tras una segunda temporada jugándolo todo titular, lo vendió a la Lazio para traer al goleador VieriCiao Cholo.

ROBERTO CARLOS (1 temporada)

Con 22 años cambió la verde del Palmeiras por la negriazul, el primer gran salto de su carrera. Demostró su calidad, potencia y golpeo (anotó 7 goles), pero no encajó en absoluto con el entrenador, Roy Hodgson. «La estancia de Hodgson en el Inter me destruyó. Me ponía de mediocentro. No sabía mucho de fútbol». Su paso por la Serie A lo catapultó al Real Madrid, donde sigue siendo el extranjero con más partidos de la historia del club.

PIRLO (2 temporadas)

El chico en el que no confiaron. Llegó con 19 años al Inter, donde no terminó de encajar. Fue cedido en un par de ocasiones, hasta que el AC Milán lo pescó en 2001. A partir de ahí, todo fueron éxitos para uno de los ‘Hall of Fame’ del calcio italiano. Un fuoriclasse –fuera de serie de los de verdad.

CANNAVARO (2 temporadas)

Titularísimo en el Inter, que se lo arrebató al Parma en 2001. En su segunda temporada ya estaba preparando las maletas en busca de títulos. Por 10 millones acabó llevándoselo la Juventus de Turín de Fabio Capello. Una ganga que terminó convirtiéndose en balón de oro (muy discutido).

BONUCCI (4 partidos)

El mismo que tiene 13 títulos en su haber. El mismo que fue futbolista italiano del año en 2016. Sí, es el Bonucci de la Juventus. Fue canterano del club milanés y solo disputó cuatro encuentros con el primer equipo. En 2007 se acabó marchando a la segunda división para tener minutos. Dicen que a veces es bueno dar un paso atrás… y Leonardo cogió impulso.

COUTINHO (3 temporadas)


Sopló las velas de los 18 y su regalo: fichar por el Inter. En su primera temporada ya destacó con 8 goles en 13 partidos de liga. Sin paciencia en su evolución, tras dos temporadas en las que no tenía continuidad, acabó en el Espanyol cedido. En 2012, el club italiano decidió ‘regalarlo’ al Liverpool por 10 millones. Allí se hizo estrella. Una espinita imborrable para los directivos que lo vendieron.

 

Si quieres consultar más información sobre apuestas deportivas de fútbol visita el Wanablog.

 

Arriba