Slots de Netent

NetEnt es uno de los principales proveedores de slots. Cuenta con una gran colección de juegos de slots y tragamonedas que han estado en la cima de los casinos en línea durante años. Los desarrolladores suecos están detrás de muchas de las tragamonedas más populares del mundo de los casinos en línea. NetEnt está regulado por la Comisión de Juego del Reino Unido y la Autoridad de Juego de Malta. También tiene licencias en otros 10 territorios, incluidos España, Gibraltar y Rumanía.

Mejores Slots Netent

Los lanzamientos de sus juegos han demostrado ser increíblemente populares entre los jugadores. Aquí tienes las cuatro Slots de Netent más TOP en Wanabet:

 

Juega a Starburst de Netent en Wanabet STARBURST

Starburst de NetEnt es una tragaperras online que te hará volver a los años 80. Además de tener 5 rodillos y 10 líneas de pago, su mezcla de colores y el estilo de juego electrónico con las joyas consigue que esta slot esté entre la favorita de los usuarios.

 

Juega a Parthenon de Netent en Wanabet PARTHENON QUEST FOR IMMORTALITY™

NetEnt™ invita a los héroes mortales más valientes a desafiar a la despiadada Medusa y a ganarse un lugar en el Olimpo en su nueva tragamonedas de 6 rodillos Parthenon: Quest for Immortality™. Secuela del clásico de todos los tiempos Pyramid: Quest for Immortality™, ofrece la conocida función Wild Generation Zone que convierte todos los símbolos ganadores de la fila superior en Wilds, la función Avalanche™ y Free Spins con un multiplicador creciente.

 

Juega a Dazzle Me Megaways de Netent en Wanabet DAZZLE ME™ MEGAWAYS™

NetEnt™ nos trae Dazzle Me™ Megaways™, un orgulloso sucesor de uno de sus clásicos de siempre. Esta video tragamonedas de 6 carretes fusiona gráficos icónicos con características tanto antiguas como nuevas.

 

Juega a Gordon Ramsay de Netent en Wanabet GORDON RAMSAY HELL'S KITCHEN

Gordon Ramsay Hell's Kitchen™, ¡recién salida del horno! Si se atreven, los jugadores pisarán el restaurante más famoso del mundo, donde el legendario chef les hará pasar por un infierno culinario a cambio de una oportunidad de ganar a lo grande.